Elegir entre tener una tienda virtual o una página web.

Hoy el número de páginas web supera ya los 1.060 millones, una cifra que no para de crecer y a un ritmo considerable, según revelan los datos. Páginas web, tiendas online, blog, etc. Creadas por una comunidad muy amplia de programadores, que se esfuerzan diariamente para que cada proyecto realizado por ellos se convierta en el mejor frente a sus competidores y al anterior desarrollado por él. Por estas cifras i como información, lo primero que hay que saber es, que el trabajo es duro para conseguir objetivos el entorno digital. Si no lo entiendes así, pierdes el tiempo.

Web o tienda onlineLa respuesta a esta pregunta, que pueden  tener muchos de los que desean presentar una imagen digital, es sencilla y se ajusta a la necesidad de cada proyecto, aunque algunos ya vienen predefinidos por su propia afiliación. Un pintor que trabaja como autónomo lo que necesita es una página web de contenidos, donde pueda dar a sus clientes y usuarios información sobre sus servicios, calidades, orientaciones de diseño y tonos. Una peluquera que distribuye, comercializa objetos de belleza, además de sus propios servicios de peluquería puede inclinarse hacia una tienda online y un blog, y mantener informado a sus clientes de ofertas y precios . Esto último muy importante ya que la creciente necesidad de ofertas genera grandes beneficios a los que saben hacerla llegar al usuario adecuado.

Tienda virtual o web cualquiera sea su elección lo mejor para que funcione es que se corresponda con lo que realmente ofreces. La intensión no puede ser otra que facilitar a los clientes el acceso a tu catalogo de productos y servicios. Si tu no lo miras así, busca en la red que otros de tu mismo sector si lo estan haciendo y muy bien. Por algo será…

La mejor opción que puede tener, contratar los servicios de un profesional, que te aclare las ideas y oriente tus actividades. Hay mucho más que publicar un POST en Facebook. Y no esperes resultados inmediatos. Imgina el proceso igual que el trabajo agricola. siembras, cuidas el cultivo y cuando llegue su momento si todo ha ido bien recoges la cosecha. En cuanto a los precios que se manejan son muy variados. Por la experencia acumulada durante años pordiamos dar AQUÏ algunas referencias, pero no son más que ideas, porque cada caso hay que valorarlo individualmente.